Koadroko emakumearen bila

La literatura catalana y la vasca muchas veces caminan de la misma mano. Incluso, en la reciente finalizada Feria del Libro vasco de Durango el país invitado ha sido Cataluña. Seguidamente el escritor Iñaki Zubeldia nos presenta una joya de libro que sólo ha sido publicado en catalán y euskara.

Estamos ante un libro vibrante y, aunque parezca paradójico, está publicado solamente en catalán y en euskera, porque aún no lo han publicado en castellano. Es una obra amena y emocionante y si te gusta el Renacimiento es aún más hermosa y más vibrante su lectura.

En esta obra se cuenta la vida de un pintor, llamado Luis Durán y las rocambolescas situaciones que le toca vivir. Este pintor llega hasta un monasterio del Tibet, porque está hastiado del modo de vida que lleva y en busca de nuevas fuentes de inspiración. Allí se pone en manos de un lama e inicia un ayuno prolongado. A causa del ayuno sufre una extraña regresión en el tiempo, de tal forma que aterriza en su tan admirada Florencia rica y adelantada del Renacimiento. Antes, en su vida normal, había estado en Florencia y en el Palacio de los Uffici, donde estuvo admirando la obra de Fra Angelico, Donatello, Leonardo da Vinci, Verrocchio, Botticelli y de otros tantos pintores y escultores. Pero en aquel viaje atrajo su atención de manera especial una obra que se atribuía a Verrocchio, llamada La mujer del cuadro. La melancolía que emanaba de aquella mirada, aquella belleza natural, el brillo de aquellos ojos… habían quedado indeleblemente grabados en su cerebro para siempre.

Y, ahora, en aquel inesperado viaje hacia atrás que lo había situado en la Florencia del Renacimiento, tenía la oportunidad de conocer al mismo Verrocchio, a Leonardo da Vinci, a Lorenzo de Médicis el Magnífico y a otros muchos. Se hizo amigo de ellos y lo que más le extrañó fue que Verrocchio no sabía nada acerca de La mujer del cuadro. Leonardo da Vinci le informó que un pintor joven, llamado Paolo Tempi, estaba realizando un cuadro parecido a lo que él insinuaba. Cuando vio el cuadro inacabado en el taller de Paolo Tempi, allí descubrió la mirada cautivadora de aquella mujer. Luis Durán quedó vivamente impresionado y se prometió a sí mismo que no desistiría en su empeño hasta llegar a conocer a aquella hermosa mujer. Y no solamente la conoció, sino que llegó a ser su amante.

Entabló relación con Leonardo da Vinci, Paolo Tempi, Verrocchio, Sandro Botticelli y otros muchos y se hizo amigo de los Medicis, porque en el atentado que sufrieron en el Duomo Lorenzo y Giuliano de Medici, él fue quien salvó la vida de Lorenzo de Medici. No pudo salvar la vida de Giuliano. A pesar de todo, Lorenzo de Medici, en señal de agradecimiento, le donó numerosas monedas de oro y le acogió entre sus amigos predilectos.

En esta obra quedan bien reflejadas las intrigas y las luchas internas entre las repúblicas de aquel tiempo, las implicaciones políticas del Papa y de los cardenales, la vida de los pintores y artistas. Se ve que Roser Barrufet es admiradora de la cultura y de la época del Renacimiento italiano y es admiradora y amante de los artistas y de la obra sublime que crearon en aquel tiempo.

En resumen, un libro vibrante, cautivador, que no te deja resquicio para el aburrimiento.

Iñaki Zubeldia

Koadroko emakumearen bila

Autor:
Editorial: Ibaizabal
ISBN: 9788483256633

Eta gaur, orduan metaturiko irudiek nire oroimenean oraindik garbi eta zehatz dirautela aprobetxatuz, historia hau idaztea erabaki dut.

inaki-zubeldia   literatura-juvenil   ibaizabal   roser-barrufet