Reino y Premio de Redonda

Si cogemos una carta de navegación del Atlántico y buscamos la coordenada 16º 56’ latitud norte y 62º 21’ longitud este nos encontraremos una isla de tres kilómetros cuadrados, habitada por alcatraces, lagartos y ratas. Es la isla de Redonda, un enclave dejado de la mano de Dios, cercano a las islas antillanas de Montserrat y Antigua y en el que están censados el mayor número de ilustres por metro cuadrado del planeta.

En 1997, Javier Marías fue coronado rey de Redonda, una isla antillana cuya leyenda se alimenta del juego literario. Los cineastas Francis Ford Coppola y Pedro Almodóvar, los escritores Arturo Pérez-Reverte y Eduardo Mendoza y el arquitecto Frank O. Gehry, entre otros, comparten aristocracia literaria y domicilio caribeño por la gracia del republicano rey Javier Marías (Javier I), que en 1997 fue coronado rey de Redonda, tras la abdicación de Jon Wynne-Tyson (Juan II).

El origen del reino, que según Marías se hereda por "ironía y por letra y nunca por solemnidad y sangre", se remonta a finales del siglo XV, cuando Cristóbal Colón descubrió esta isla en su segundo viaje.

El Premio Reino de Redonda fue establecido en 2001 por el rey Xavier I de Redonda (Javier Marías), con el objeto de reconocer la obra de escritores y cineastas de lenguas no españolas en su conjunto, pero con algún conocimiento ("aunque sea en subtítulos", según el propio Javier Marías) de la lengua o la cultura española.

Cada año Javier Marías convoca a algunos miembros de la nobleza del Reino de Redonda y algunos otros intelectuales a proponer a tres personas para ser reconocidas con el premio. Se realiza un recuento de los nombres propuestos y se elige -o bien a la persona con más menciones o a alguno de los propuestos- según la votación del Jurado. Son miembros del Jurado George Steiner, Almodóvar, Coetzee, Rohmer, Alice Munro, Sir John Elliot y Ford Coppola.


javier-marias   redonda   premios