Matilda

La mente tan aguda y la rapidez con la que la niña aprende chocan de frente con la ignorancia de sus padres. Los padres son tan estúpidos y están tan ensimismados en sus egoístas ideas que no son capaces de apreciar nada fuera de lo común en sus hijos. Para ser sincero, dudo que hubieran notado algo raro si Matilda llegase a casa con una pierna rota.

Roald Dahl escribe para “dejar en ridículo a los adultos”, y aunque esto sea inofensivo, les gusta a los niños. Los padres, en lugar de alabar a Matilda, la llaman parlanchina y la riñen severamente, afirmando que las niñas pequeñas deben ser vistas pero no oídas.

Tanto los personajes como los espacios que se describen en el cuento de Matilda son lugares muy comunes dentro del mundo imaginario de los niños: la casa, escuela y la biblioteca.

Dahl tiene una preferencia marcada por los entornos familiares. Los textos de este autor plantean que no es necesario trasladarse a lugares remotos para encontrar grandes aventuras con seres del todo extraordinarios. Dahl empieza sus historias en una casa familiar, de donde sus personajes a veces salen pero por lo general siempre regresan ("Charlie y la fábrica de chocolate" y "Las brujas" empiezan y terminan en el hogar) y aún cuando los lleve a viajes muy lejanos, los personajes, con los cuales es muy fácil identificarse, crean una sensación de proximidad.

Es un libro que a los niños les gusta leer. Para los adultos es un libro que lleva a la reflexión: ya que explica la importancia que tienen la coherencia y los modelos de relación en el entorno familiar.

En el año 1996, bajo la dirección de Danny DeVitto y la actriz Mara Wilson en el papel de Matilda, el libro fue adaptado para la gran pantalla.

Matilda

Autor:
Editorial: Alfaguara
ISBN: 9788420401317

Ocurre una cosa graciosa con las madres y los padres. Aunque su hijo sea el ser más repugnante que uno se pueda imaginar, creen que es maravilloso. Algunos padres van aun más lejos. Su adoración llega a cegarlos y están convencidos de que su vástago tiene cualidades de genio.