Ondarenet

Ondarenet, el proyecto impulsado por el Gobierno Vasco que pretende conservar y difundir el patrimonio digital del pueblo vasco ya está en marcha. El programa se enmarca en la espléndida estrategia de la Unión Europea de crear una librería digital a disposición de todos los ciudadanos europeos para el año 2010 con un fondo digital de seis millones de documentos en formatos compatibles.

La evolución de las tecnologías de la información y la popularización de Internet está contribuyendo a facilitar el proceso de digitalización de materiales bibliográficos de irrefutable valor histórico, científico y cultural, como la producción de documentos creados directamente en formato digital, que deben ser, todos ellos, preservados para las futuras generaciones.

Ondarenet sigue los pasos de iniciativas similares emprendidas en otros países, como "Pandora", de la Biblioteca Nacional de Australia, "Internet Archives", de Reino Unido, o "Padicat", de la Biblioteca Nacional de Cataluña, enfocados a la recuperación y preservación del patrimonio digital generado en el entorno web.

Nos alegramos de que las entidades públicas vascas se involucren y apoyen con fondos públicos a proyectos de digitalización de la cultura vasca. Vemos esencial promover proyectos como Ondarenet para fortalecer la cultura vasca y hacerla lo más accesible posible para las futuras generaciones. Por lo que Ondarenet, disfruta de la gran responsabilidad de dar los primeros pasos en este precioso viaje, siendo suficiente razón para ser estudiado y ayudado por todos.

Ondarenet, que va a servir como lanzadera para la creación de la Biblioteca Digital Vasca, pone a disposición del usuario las distintas páginas web, blogs… donde puedan encontrar información sobre el texto introducido en el buscador. Todo esto urge de una labor afanosa que necesita muchas decisiones engorrosas. Hay que seleccionar nada más y nada menos que la lista a digitalizar, determinando el modo que mejor se adapte a cada tipo de documento y a los recursos asignados. ¿Pero antes de empezar a digitalizar todo lo que se encuentra en nuestras bibliotecas no hace falta definir lo que concierne y corresponde a la cultura vasca? ¿Qué textos se deberían privilegiar? ¿En qué orden vamos a digitalizar nuestras bibliotecas? ¿Qué grado se le va a dar a las traducciones de obras extranjeras dentro de la cultura vasca? Hay muchas preguntas por responder.

Eludiendo de momento el contenido a digitalizar, hay varias decisiones que ya podemos evaluar. Vemos que para el proyecto de Ondarenet se han decantado por apostar por los formatos abiertos y libres para el almacenamiento de información. Es necesario ser capaces de anticipar los futuros formatos que permitirán que los textos y las imágenes digitalizadas puedan acompañar las evoluciones del futuro. Lo digital no es lo perenne.

Parece que después de acertar con el formato para digitalizar no habría más problemas que acertar con la calidad del buscador. Y esto no es nada fácil. Es necesario crear un buscador donde podamos encontrar la información más concreta posible. Queremos y deseamos que en Ondarenet, al intentar contener todos los datos necesarios, deje a un lado la cantidad y se enfoque en entregar un producto de calidad. No es necesario que el buscador devuelva cientos de sitios distintos, se tiene que enfocar en devolver una respuesta precisa y certera. El desorden es el mayor peligro que tiene todo buscador.

Nos preguntamos si no se hace necesario la función de un buscador propio para la Biblioteca Digital Vasca. Creemos que después de tanto esfuerzo sería un error mortal creer que el camino a seguir sea digitalizar todo lo posible y entregarlo a Google para que sea “accesible para todo el mundo”. Necesitamos un portal donde se valoren a su justa medida todas las obras vascas bajo su importancia.

Veremos con el tiempo como cumplen su papel esencial los editores. Los editores son responsables del inmenso sector de las obras sujetas a derechos desde la guerra civil, o sea casi nada. No es imaginable que la Biblioteca Digital Vasca sea un logro sin su acuerdo, y más aún, sin la aportación de su imaginación.

La colaboración es necesaria y más aún en proyectos como Ondarenet. Tenemos grandes expectativas puestas en Ondarenet y el camino que echa a andar. Necesitamos leer, y quizá ahora y aquí, más que nunca.


contenidos-digitales   ondarenet   patrimonio-cultural   padicat   pandora   internet-archives