El fusil de mi padre

Los kurdos están repartidos en Iraq, Siria, Turquía e Irán. Son entre 25 y 35 millones de personas y 15 millones viven en Turquía. Por lo que parece, a la comunidad internacional la situación de los kurdos le importa dos pimientos y mira hacia otro lado cuando el incumplimiento de la leyes es constante. En la Unión Europea existen un millón de kurdos, de los cuales la mitad, están en Alemania. En mi pueblo uno, se llama Mustafá y trabaja en el Doner Kebab.

El protagonista principal de este libro no es más que un niño, Azad Xero Salim. Pero una vez finalizado el libro Azad tiene diecisiete años. Es la historia de un adolescente kurdo durante la década de los 60-70. Durante esta década y con la llegada de Sadam Hussein al poder, el pueblo kurdo sufre toda clase de humillaciones en Iraq. Además de contar la forma de vida de los kurdos, es la historia de una familia y un adolescente que intenta encontrar su lugar en el mundo.

La forma que tiene Azad de narrar la historia no transmite para nada ningún odio, es un grito de paz y esperanza por un futuro mejor. No hay vencedores ni vencidos, descubriremos en cambio opresores y oprimidos, y para todos hay alguna crítica. Es una historia universal sobre el pueblo kurdo y a grandes rasgos describe la situación de los pequeños países sin nación.

El escritor Hiner Saleem es el mismo protagonista del libro, ya que el nombre del protagonista surge de la unión del nombre de su abuelo Selim, el de su padre Xero y el suyo, Azad. Al final, el escritor nos cuenta su propia historia.

Un cliente de toda la vida de nuestra librería nos dice "es un libro que hay que leer para ser lehendakari". Siendo o no lehendakari, nos sumergiremos en una nueva realidad.

Un libro para leer un día de domingo gris, y si llueve, mucho mejor.

El fusil de mi padre

Autor:
Editorial: Anagrama
ISBN: 9788433970572

Decía que había nacido kurdo en una tierra libre. Luego llegaron los otomanos y le dijeron: Tú eres otomano.