Dispertsioa eta emakumeak (ezagutzen ez dugun egunerokoa)

Partimos de la base de que la cárcel es cruel y asesina para cualquier ser humano, sea del sexo que sea. Tiene por objetivo destruir lo que tenemos de humano, rompernos como personas y anularnos como militantes, en el caso de nuestro colectivo. Hombre o mujer, el monstruo que tenemos enfrente es enorme.

El reproche social que sufre este colectivo es mayor que el de los hombres, porque abarca conceptos y descalificaciones que van más allá del simple reproche de la sociedad a la persona que delinque.

El olvido que sufre este colectivo tiene su reflejo legal y jurídico en la propia legislación específica penitenciaria.