El cuerpo como campo de batalla

“El 90% de las mujeres de las sociedades occidentales no se sienten a gusto con su cuerpo”

Tomando como punto de partida la célebre frase de Barbara Kruger: "EL CUERPO COMO CAMPO DE BATALLA" la instalación/exposición propone una reflexión en torno a la disociación a la que se enfrentan las mujeres sometidas a una propaganda estética que promete felicidad envasada para el cuerpo perfecto. Dietas milagrosas para hacerte encajar en un mundo cada vez más estrecho y hostil donde campan a sus anchas los trastornos de la alimentación. Si hay una guerra, la estamos perdiendo.

La idea es un poco relacionar el cuerpo de las mujeres con la imaginería bélica y su vocabulario.Reflexionar sobre como en este mundo consumista y materialista la via de escape propuesta para superar todas las frustraciones de tipo emocional y espiritual se traslada a los cuerpos, sobre todo en el caso de las mujeres.

Quizá sea el momento de integrar el cuerpo a nuestros estados emocionales y entender que la disociación (cuerpo/mente) es una espiral circular que sigue el mismo proceso destructor de las dietas contribuyendo a mantener un entorno hostil en el que nosotras nos sentimos desencarnadas. Ninguna esta a gusto en su piel y esto es terrible. Hay que buscar la forma de acabar con este círculo vicioso y vivir en armonía con nosotras mismas.

Artistas: Mango con Pinchos