Reciclar-arte, Libros de Artista

Nuestros dedos pueden palpar esa materia viva y sentir al pasar las páginas el olor de la tinta y de las máquinas. El libro envejece con nosotros y amarillea en la misma medida en que aparecen nuestras canas. Pero todo puede ser aprovechable y puede tener otro uso. La exposición de Aran Santamaria es un claro ejemplo.

Partiendo de la base de un libro la artista ofrece a los libros la bondad de una nueva vida. ¿Merece la pena retocar y jugar con un libro si de éste nacerá algo bello o útil? ¿O consideráis que todo libro es sagrado y debe conservarse? ¿Qué ideas se os ocurren para reutilizar esas obras que ya no caben en vuestras estanterías? Solamente hace falta un poco de imaginación y Aran Santamaría lo tiene, y mucho.

Aran Santamaria.